COMER BIEN ES EL MEJOR “TE QUIERO”

No ubiese encontrado mejor día para estrenar mi blog, hoy es el DÍA NACIONAL DE LA NUTRICIÓN, este año dirigido a la importancia de seguir una alimentación saludable para la mujer embarazada y en período de lactancia.Poster_DNN_2015_th

Recupero un post que publiqué hace ya unos meses.

A MIS FUTURAS MAMÁS: Alimentación en el embarazo.

Hace unos meses, una buena amiga, me informó que esperaba un bebé, con tanta felicidad se le olvidó preguntarme cómo debía ser su alimentación (eso dice). Ahora, ya más relajada y concienciada, me ha escrito para pedirme información, se ha dado cuenta que hay muchas creencias y mitos sobre el embarazo y quiere que escriba sobre cómo cuidar su alimentación y la de su futuro bebé.

Su madre, entre otras mujeres de su alrededor, no para de invitarla a comer más cantidad de alimentos por aquello del tienes que comer por dos, pues bién, es cierto que existe un aumento de las necesidades energéticas que varían entre 200-300kcal/día extras a partir del segundo trimestre del embarazo (vamos a ver… si una persona adulta come una media de 2000kcal diarias, le sumo las 300kcal diaria, 2000 por dos… no me salen las cuentas de su madre).5d018d625f064c6d9aab58386c0088c3

Para que entiendas si 200kcal son muchas o pocas, si te comes esedonut que te viene de antojo, ya has superado con creces esa cantidad, además de haber ingerido sustancias no necesarias y no saludables.

Ganar peso por encima de lo recomendado puede incrementar el riesgo de hipertensión gestacional, diabetes gestacional, parto prolongado, cesárea, etc. Así que nada de comer por dos, ni tampoco realizar dietas de adelgazamiento, basta con seguir una dieta equilibrada según las necesidades de cada gestante.

¿Y si estás en la fase del hay algo que me sube y me baja, parezco un perro por mi olfato y vomito todo lo que como?

–          Come a menudo, pero raciones pequeñas (tu misma sabrás qué toleras y qué no)

–          Evita olores fuertes o desagradables que puedan producirte náuseaskHv7c8KxIe

–          Ingiere alimentos con poca grasa y pocas especias, son más fáciles de digerir

–          Come antes de levantarte de la cama (pan, tostadas o cereales de avena) para controlar las náuseas matutinas

–          Evita tomar agua en ayunas y modera el consumo de té y café.

–          Evita la posición horizontal (aunque no puedas con tu alma) durante 1-2 horas después de las comidas

Además de los requerimientos energéticos también aumentan las necesidades de algunas vitaminas y minerales, voy a hablar de algunas de ellas.

Para llegar a las recomendaciones diarias de hierro es importante que incluyas en tu dieta carne, pescados, huevos y legumbres e incluir en las mismas comidas alimentos ricos en vitamina C para aumentar la absorción del hierro (pimiento rojo, col, brécol, etc.).

Las necesidades de calcio pueden suplirse aumentando las raciones de leche (NO ES LECHE: batidos de soja, de almendra o cualquier otro líquido blanco que se parezca a la leche de vaca y no lo sea) y derivados lácteos hasta 3 o 4 raciones al día.

Para la fase de estreñimiento y El esófago en llamas,

–          Incluir alimentos ricos en fibra

–          Beber abundante agua entre las comidas

–          Aumentar la actividad física (no hace falta ir al gimnasio, ni convertirse en una runner, podéis salir a caminar)

–          Comer lentamente, poca cantidad de alimentos y con poco contenido graso

–          Evitar la posición horizontal justo después de comer (ya lo había dicho, pero lo recuerdo, sal a caminar)

Los folatos, los he dejado para el postre, son imprescindibles para la correcta formación de tu futuro bebé.

Aunque es importante aumentar el consumo de alimentos de origen vegetal porqué son una gran fuente de folatos, es difícil alcanzar y mantener los niveles óptimos, de estos, exclusivamente con la dieta, por ello, la suplementación antes de la gestación y durante las 6 primeras semanas de la misma han demostrado ser eficaces para conseguir esos niveles y prevenir malformaciones congénitas del tubo neural del embrión (a partir del cual se origina el sistema nervioso).

Por supuesto como regla general para todo tipo de fases:

AUMENTA EL CONSUMO DE FRUTAS Y VERDURAS y DISMINUYE el de alimentos muy grasos y azucarados.nutrition-during-pregnancy-baby

Saludos futuras mamis!

@My_nutritionist

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s